Patrimonio Industrial

Conjunto de bienes muebles, inmuebles y sistemas de sociabilidad relacionados con la cultura del trabajo que han sido generados por las actividades de extracción, de transformación, de transporte, de distribución y gestión generadas por el sistema económico surgido de la “revolución industrial”.

Está constituido fundamentalmente por:

1. Artefactos:

Están compuestos por mecanismos destinados a la obtención, a la transformación y a la conducción de sustancias, a la producción de energía, al transporte y a la comunicación. Incluiríamos, en este caso a tuberías, chimeneas, camiones, maquinaria extractiva de mineral, hornos de transformación,…

2. Utillajes:

Son las herramientas utilizadas por cada uno de los trabajadores para el correcto desempeño de su actividad laboral y, en concreto, para el desarrollo de actividades manuales.

3. Archivos:

Son las fuentes escritas donde se documentaban los procedimientos industriales, las relaciones comerciales y laborales, las compras, los inventarios,…

4. Mobiliario y accesorios del entorno social del trabajador:

Son las vestimentas, el hogar, los espacios de ocio que frecuentaban los trabajadores,…

Rutas Turísticas, Culturales y Ecosistemas

Los edificios y los paisajes asociados a la industrialización REPRESENTAN un legado cultural en torno a la producción, la técnica y el progreso económico de la sociedad.

El concepto de Patrimonio Industrial ha tomado un nuevo cariz y es necesario descubrir nuevas alternativas.

Fábricas e industrias abandonadas se han ido convirtiendo, en lugares de visitas turísticas y culturales.

El Patrimonio Industrial con mayor recorrido histórico, más emblemático y singular o en mejor estado de conservación, ha comenzado  a ser rehabilitado, aprovechándose a menudo como nuevo espacio para el desarrollo de actividades culturales y creativas.

La dimensión ecológica o medioambiental ocupa un mayor protagonismo en el contexto del Patrimonio Industrial.

Normativa

De acuerdo al Plan Nacional de Patrimonio Industrial 2011, las Comunidades Autónomas de España que hacen una mención explícita al Patrimonio Industrial, a través de su aparato normativo, son las siguientes:

Andalucía

Ley 14/2007, de 26 de noviembre, del Patrimonio Histórico de Andalucía. Se le dedica el título VII, Patrimonio Industrial.

Aragón

Ley 3/1999, de 3 de marzo, del Patrimonio Cultural Aragonés. Dentro del título IV se menciona el Patrimonio Industrial junto con el etnográfico y se le dedica el artículo 73.

Principado de Asturias

Ley 1/2001, de 6 de marzo, de Patrimonio Cultural del Principado de Asturias. Se le dedica la sección 3ª del Capítulo IV del Título II.

Islas Baleares

Ley 12/1998, de 21 de diciembre, del Patrimonio Histórico de las Illes Balears. Se dedica el Título V al Patrimonio Histórico-Industrial.

Castilla-La Mancha

Ley 4/1990, de 30 de mayo, del Patrimonio Histórico de Castilla-La Mancha, que menciona expresamente el Patrimonio Industrial en el Capítulo II del Título II en el artículo 22.

Restauración y Recuperación del Patrimonio Industrial

El Patrimonio industrial requiere, un ejercicio de conservación o rehabilitación, buscando emular el anterior aspecto de los edificios y recursos. Los edificios industriales requieren un tratamiento de rehabilitación específico, como consecuencia de las características de sus estructuras, de su localización, de la distribución de espacios y plantas, de las materias primas y residuos empleados,…

Es necesario un ejercicio de reutilización y puesta en valor del Patrimonio

¿Quieres conocer algunas de estas iniciativas?

Musealización

Se exponen los artefactos, los archivos, los utillajes,… más representativos de los procesos productivos de la fábrica o del edificio en cuestión, junto a textos explicativos que servirían de guía. También es usual que se incluyan videos, audios,… simulando la vida y el trabajo de quienes allí desempeñaron sus tareas profesionales.

Actividades culturales y creativas

El Patrimonio Industrial como bien cultural abre sus puertas a la organización de iniciativas culturales, sobre todo de carácter creativo, como creativas o innovadoras fueron -en su tiempo- las actividades productivas que tuvieron lugar en su seno.

Actividades de ocio y deporte

La cultura y el ocio o el deporte van de la mano. El recorrido de rutas que unen bienes del Patrimonio Industrial, localizados sobre todo en zonas rurales, a través de “trekking”, de bicicleta,… son actividades deportivas o de ocio con un importante alcance cultural. Existen algunas rutas ya preestablecidas y que, sobre todo los fines de semana, son concurridas.